Saltar al contenido
DeMarihuana

Cómo preparar una cachimba

Todos sabemos que las cachimbas están de modo. Pero ¿cómo se prepara una? Te dejamos un manual completito.

¿Qué piezas y elementos forman una cachimba?

  • Base(base)
  • Stem(tronco)
  • Tray(bandeja)
  • Tobacco Bowl(tazón para tabaco)
  • Hose(manguera)
  • Grommets(ojales)

Guía paso a paso sobre cómo preparar la cachimba

Limpialo todo!

El primer paso para cualquier sesión debe ser una limpieza a fondo. A menos que estés terminando otra sesión, frota y enjuaga la cachimba. Incluso si la cachimba es nueva te recomendamos que la limpies para que no haya suciedad o aceite residual del proceso de fabricación. Si tiene mangueras lavables, limpialas y dales tiempo para que se sequen, pero recuerda que la manguera promedio está hecha de cuero y metal que se oxidará y pudrirá si se expone al agua. No la laves si no estás 100% seguro de que está hecha para ser lavable.





Llena la base con agua(o lo que tú quieras)

  • El nivel del agua debe estar un poco por encima del fondo del tronco inferior. Entre dos y tres centímetros de agua sobre el fondo del tallo es suficiente, pero a hay a quien le gusta un poco más por ese ruido retumbante.
  • Puedes agregar hielo para un humo más fresco, pero reduce el sabor. Esta es una gran opción para el verano.
  • Nunca agregues leche o lácteos a la base. No agrega nada al humo y solo causará problemas. Estos problemas pueden incluir un olor a leche podrida en la cachimba, mangueras arruinadas, moho y espuma. No es divertido. No vale la pena.

Coloque los ojales en el tallo

Los ojales son esenciales para la función de una cachimba ya que mantienen todo hermético. Si la plataforma tiene una fuga, el aire fresco entrará en el humo y lo hará más delgado. Los ojales de silicona de estilo moderno ofrecen el mejor sello, pero los tradicionalistas disfrutan de una arandela de goma más resistente, papel o tela húmeda e incluso cinta deportiva. El papel, la tela y la cinta le permiten adaptar el sello a su base.

Coloca el tallo en la base y la bandeja en la cachimba

Colocar el tallo en la base puede costar un poco, pero será cuestión de insistencia. No debería ser difícil. Si ves que te cuesta, fíjate si el ojal es del tamaño correcto. No fuerces demasiado el tallo, podría romperse. Pon la bandeja en la parte superior de tallo para recoger la ceniza que caiga. También te servirá para quemar las brasas y dejar las pinzas. Asegúrate de que la bandeja está en su lugar antes de encenderla. Luego, lo vas a tener complicado.

Pon la manguera en su lugar

  • Pon el ojal de la manguera en la boca de salida.
  • Algunas cachimbas tienen más de una boca de manguera. Si no utilizas alguna boca, cierrala con un tapón de goma, disponible en nuestra tienda. Muchas cachimbas de estilo moderno tienen puertos de cierre automático que hacen innecesarios los tapones.

Pon el tabaco(o lo que tú quieras) en el tazón

Esta es la parte más importante para que luego puedas fumar a gusto:

  • Primero, mezcla bien el tabaco. Hazlo de manera que queda más o menos todo igual de repartido. Sin dejar pegotes de mezcla.
  • La forma en que pongas el tabaco depende en gran medida del estilo de tazón y el tipo de tabaco que estés usando. Como regla general, es mejor esponjar el tabaco y dejarlo caer sin apretar en el tazón y al final apretarlo un poquito.
  • Deja al menos un par de milímetros de distancia entre la parte superior de la shisha y la parte inferior de la lámina. Esto evita que el tabaco se adhiera a la lámina cuando se quema, lo que puede darle un sabor desagradable el humo.

Coloca el papel de aluminio en el tazón

  • Coge un cuadrado de papel de aluminio lo suficientemente grande como para cubrir la parte superior del tazón y haz los agujeros necesarios.
  • Para un tazón egipcio típico, simplemente comienza con un círculo alrededor del borde del tazón y haz una espiral hacia adentro.
  • Los tazones estilo embudo se benefician mucho de 3 anillos concéntricos de agujeros. Uno alrededor del borde, uno alrededor de la aguja y uno en medio.
  • Más agujeros no significa necesariamente más humo. Simplemente significa que más flujo de aire y más calor directo forman los carbones que llegan al tabaco. Necesitas un equilibrio entre los agujeros, el carbón y el tipo de tabaco utilizado hasta conseguir una cantidad de humo agradable.
  • Ten cuidado de no triturar la lámina. Usa algo con una punta afilada para hacer los agujeros..

Enciende las brasas y ponlas en el tazón

carbon-cachimba
  • Comienza usando las pinzas para sostener el carbón, preferiblemente en algún lugar lejos de otras personas o cualquier cosa inflamable. Las chispas van a volar. Si estás en interior, ponte cerca de una ventana o sal fuera.
  • Enciende el carbón sosteniendo la llama en una esquina del carbón. Espera a que el carbón comience a chispear y a emitir humo para alejar la llama. Recuerda que esta es una reacción exotérmica, así que no acerques demasiado las manos.
  • Permite que el carbón termine de chispear antes de fumar. Todo el carbón debe ser de color naranja brillante. Si no es así, sopla el carbón hasta que las partes todavía ennegrecidas se pongan naranjas.

NUNCA enciendas el carbón encima del tazón. Esto hará que las partículas aceleradoras entren al tazón y cambien el sabor del tabaco.

  • Para usuarios de carbón natural: enciende los carbones en la estufa (o al fuego) hasta que estén completamente anaranjados. Dales la vuelta mientras están en la estufa (o al fuego) según sea necesario para asegurarte de que todo el carbón esté brillando de color naranja por todos lados. Sopla según sea necesario para asegurarte de que el carbón se enciende correctamente. No enciendas carbones naturales en una estufa con tapa de vidrio, ya que existe un alto riesgo de que se agriete y marque el vidrio. La mayoría de las personas prefieren una estufa de bobina, pero una estufa de gas funciona igual de bien con un poco de delicadeza.

Hora de fumar la cachimba!

  • Deja que el tazón se caliente naturalmente. Intentar encender la cachimba haciendo tirones fuertes solo aumentará la posibilidad de quemar el tabaco o de que te marees.
  • Se puede usar una cubierta contra el viento para calentar el recipiente de manera más uniforme y atrapar el calor donde lo necesites, pero asegúrate de no dejar que se queme.
  • Toma sorbos lentos y bien espaciados de la cachimba. No es una carrera, así que siéntate y relájate.

Leído en Hooka.org